jueves, 1 de marzo de 2018

Kendall Ryan

1.- Roommates 

La última vez que vi al hermano menor de mi mejor amiga, era un friki con aparato en la boca. Pero cuando Cannon aparece para dormir en mi cuarto de huéspedes, obtengo un ligero golpe de realidad.
Ahora a los veinticuatro años, es masculino, de hombros anchos y tan pecadoramente sexy, que quiero subirme a él como a las barandillas con las que solíamos disfrutar. Con más de un musculoso metro ochenta, voz profunda y labios carnosos que sonríen cuando me observa, Cannon es pura tentación. 
Tras una ruptura reciente, él no quiere nada de implicaciones. Pero me puedo resistir ¿verdad? 
Me mantengo fuerte hasta la tercera noche de nuestro nuevo convenio, cuando nos emborrachamos y confiesa su mayor secreto: está maldito cuando se trata de sexo. Aparentemente es un dios en la cama y las mujeres instantáneamente se enamoran de él. No lo creo. De hecho, le voy a demostrar lo contrario y si consigo unos cuantos orgasmos muy necesitados en el proceso, mucho mejor. No hay manera que vaya a enamorarme de Cannon. 
Pero una vez que empezamos... me doy cuenta de que apostar en su contra podría haber sido el mayor error de mi vida.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...