domingo, 28 de febrero de 2016

Mi historia: Parte 2

Hay días en los que me pregunto si el destino nos entrelaza con las personas por una razón, ya sea para traer alegrías o desgracias.

Después de ignorar nuestro beso, la situación se convirtió en algo….lo podríamos llamar extraño.
Pero antes de que continúe, creo que debo de hacer un paréntesis aquí, ya que, a esta historia se sumaran dos personajes importantes.

David y yo nos conocimos poco más de dos años, muchas personas suponen que somos novios o algo por el estilo, pero solo somos buenos amigos. Siendo sincera creo que nunca podríamos tener una relación que durara poco más de una semana, ya que nuestro carácter es muy diferente y constantemente nos estamos peleando. Nuestra amistad siempre ha sido algo inusual, pero a la misma vez hemos podido encontrar el apoyo en el uno como en el otro.

En el año donde la historia empezó, David también se encontraba en el mismo salón de ingles, junto con Jorge y Yo. 
David se sentaba cerca de mi lugar y Jorge también, así que por lo general estábamos juntos los tres, junto con otros amigos.  Pero así como surgió algo entre Jorge y yo, también surgió algo entre David y Karla.

La “relación” que tenían David y Karla no era algo totalmente serio, ya que a pesar de que se gustaban mucho, su relación llevaba mucho drama. A que me refiero con esto, empezaron a meter a otras personas en sus problemas y una de esas personas era yo. Karla se sentía amenazada por la amistad entre David y yo, a tal punto en que incluso hacia que David escogiera ente nosotras dos, pero claro esta David nunca le hacía caso en ese tipo de situaciones.

Sabía que el tipo de relación entre David y Karla no duraría, lo sabía ya que ni siquiera podían solucionar sus problemas por sí mismos.

Después de que Jorge y yo nos besamos, empezamos a evitarnos, pero no éramos los únicos que también se evitaban, de igual manera David y Karla.  

Lo chistoso es que las parejas se intercambiaron, no en algo romántico, pero al menos en la manera en que nos juntábamos, quedando Jorge y Karla y David y yo.

Las semanas siguientes se convirtieron en una tortura, ya que mi situación con Jorge iba de mal a peor, constantemente nos peleábamos y nos evitamos a tal punto que hacíamos como si el otro no existiera. David y yo estábamos juntos y tratábamos de estar feliz, pero solo tapábamos el sol con un dedo, nuestras sonrisas eran falsas y nos entristecía verlos juntos. 

Yo, tratando de comprender la situación, le preguntaba a la mejor amiga de Jorge, Lulu, sobre lo que él sentía.  Pero a veces es mejor continuar si saber la verdad. 

Ella me decía que le había preguntado constantemente acerca de mi, y que al principio solo decía que éramos amigos y que todavía no sabía lo que sentía. Pero la última vez que le pregunto la respuesta era diferente. 

Fue cerca de una semana y media después del beso, recuerdo que estábamos todos tratando de levantar el ánimo ante la situación, ya que mis amigos se habían acostumbrado a Jorge y el ambiente ya no era el mismo. Lulu  me mando un mensaje diciendo que si podíamos hablar, así que acepte, cuando nos encontramos sabia que lo que me iba a decir no iba a ser agradable. 

Por mucho que uno se prepare para el rechazo en el fondo tenemos esa esperanza de que las cosas sean diferentes.

Lulu me comentó lo que Jorge le había contestado después de que le preguntara acerca de toda esta pelea y la razón de la misma. Jorge le dijo que nos habíamos besado,  a lo cual Lulu le preguntó que si había significado algo ese beso….. él le dijo que no había sido nada, solo era un beso y que él era un hombre el cual aprovecho la situación. 

Créanme cuando les digo que lo peor que le pueden dar a una persona es la esperanza. 

Tratando de que alguien me entendiera, le conté a María como me sentía y todo lo que habíamos pasado Jorge y yo, ella me entendía, pero también me decía que era necesario hablar de esa noche, conversar claro acerca de lo que sentíamos, platicarlo cara a cara y no por terceras personas. 

A las dos semanas del beso, nuestra Carrera organizo un viaje a la Ciudad de México, yo sabía que Jorge iba a ir a ese viaje, también sabía que era una buena oportunidad de arreglar las cosas.

Realmente nunca me gusto estar peleada con Jorge, lo extrañaba, pero no de una manera romántica, más que nada extrañaba nuestra amistad. Quizás era tonto, pero la amistad que tenia con él era increíble, no había momento que no me la pasara riendo, no había momento para la tristeza, y en se entonces mis padres tenían problemas en su matrimonio, así que Jorge era en cierta manera mi salvavidas.

Así que sí, quería solucionar las cosas, por tal motivo decidí ir al viaje junto con María, ella me proporcionaba un poco del coraje que necesitaba para hablar con Jorge. Pero las cosas no se desarrollaron de la manera que esperaba
.
María me convenció de hablar con Jorge un día antes que nos fuéramos al viaje, así que le mande un mensaje y quedamos en hablar después de clases.
Sin embargo nunca pude hablar con él…


Hasta aquí les dejare por hoy. Sé que esta historia se está alargando, pero no quiero quitarle los detalles importantes.  
Les dejo la Parte 1 de esta historia: Parte 1
Recuerden que les agradecería saber su opinión.

Saludos.
Elvira Ramos. 

1 comentario :

  1. Hola, te he nominado a Best Blog. Te dejaré el enlace por si quieres pasarte.
    http://confesionesdeunalectoraymas.blogspot.mx/2016/03/best-blog.html
    Saludos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...