sábado, 10 de febrero de 2018

Querido Simón

Febrero 10 del 2018 

Querido Simón:

No sé si sirvo para tener amigos, a veces me pregunto si soy una buena amiga o más bien si soy una buena persona. 

Hace tiempo tuve una amistad que me marco mucho, ya que por distintos problemas tuvimos que darla por finalizada. Lo que más me marco no fue eso, si no que al final nos intercambiamos cartas expresando como nos sentíamos.

No fue tan buena idea. 

Esas cartas nos sirvieron para dar fin a esa amistad, pero también hizo que dudara si realmente era una buena amiga. Aquella amistad parecía más tormento que lo que en verdad fue. 

Resulto que mi amiga siempre se sintió menos que yo, por mi culpa, que nunca se sintió en confianza para decirme lo que sentía o lo que pensaba. Prácticamente me decía que solo veía por mí, y que nunca le di la suficiente importancia. También me mencionaba que nadie la quería, ya que todos la comparaban conmigo. 

La carta era extensa y cada vez que leía más, peor me sentía. 

Le comenté lo de la carta a varias de mis amigas más cercanas y todas me decían que no tenía la culpa, más bien era mi amiga la del problema. 

Lo malo de esa carta, es que siempre me acompañará. 

Jamás podre saber a ciencia cierta si fue verdad o no, solo sé que cada vez que una amistad se va de mi vida recuerdo las palabras escritas en esa carta. 

¿Cómo saber si somos buenos amigos? 
¿Cómo saber si somos buenas personas?

Hace unos años creía que era una buena persona, pero ahora el tiempo, las situaciones, los momentos, me han hecho replantearme si lo soy o no. 

Eh perdido o se han alejado varias amistades de mi vida, antes podría decir que la culpa estaba divida entre los dos. Hoy en día no sé si eso sea verdad. 

Posiblemente alejo a las personas sin darme cuenta o tal vez solo veo por mí misma, no tengo idea. 

Solo sé que soy aquella persona que, si le hablas a las 3 am contando tus problemas ahí estaré, escuchando, apoyándote. Soy aquella que, si necesitas alcohol para olvidar, te diré vamos yo invito. No me importa escuchar un audio de 20 minutos, no me importa que me cuenten la misma historia triste. Quizás no vea a mis amigos como me gustaría verlos, pero sé que la mayoría de ellos saben que si necesitan algo ahí estaré. 

No sé si eso me convierte en una buena amiga o no. Realmente no sé cómo definiría a una buena amiga. 

Saludos
Elvira Ramos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...