martes, 9 de enero de 2018

Querido Simón


Enero 9 del 2018

Querido Simón:

Decidí llamarte Simón porque es muy poco probable que tenga un amigo que se llamé así y es más fácil llamarte Simón a referirme a ti por otros nombres o solo por “Querido diario”, siento que se vuelve más personal. 

Ya han pasado 9 días desde que iniciamos el año 2018, quería empezar a escribirte el primero de Enero pero eso no paso ya que pase por una pequeña depresión. Sonora increíble, pero sí, me deprimí. 

Mucha gente cree que la depresión es cualquier cosa, un estado mental que puede pasar en cualquier momento. La verdad es que están equivocados, es una enfermedad. No sabes la desesperación que sentí en esas semanas, todos los días me enojaba conmigo misma por no poder estar feliz, por no poder luchar contra ella. La gente que no entiende sobre ello, te dirá que todo está bien, que no tienes nada, te dicen que te animes como si uno tuviera un interruptor donde pudiera prender y apagar tu estado de ánimo. Lo que ellos no saben es que no es fácil. No sé cómo empezó, solo paso, de repente un día me sentí con tanto estrés, presión, me sentía como si estuviera en un hoyo, donde no veía una posible salida. Los días no se volvieron nada fácil. 

Te preguntaras como lo logré, un día mi mamá se sentó hablar conmigo, me pregunto ¿Qué me pasaba? No pude más y empecé a llorar, a derramar todo lo que tenía, ella me consoló de la única manera que podía, diciéndome que ella también pasaba por esos días, que fuera fuerte, que luchara contra ello. Creo que cuando uno pasa por estos momentos, lo que más ayuda es rodearte por gente que se preocupe por ti, gente que te quiera. No estamos solos, aunque a veces parezca eso. 
En fin, eso fue lo que me paso los últimos días del anterior año y los primeros de este, solo quería contártelo. 

Saludos 
Elvira Ramos.

2 comentarios :

  1. No te rindas
    Mario Benedetti

    No te rindas, aun estas a tiempo
    de alcanzar y comenzar de nuevo,
    aceptar tus sombras, enterrar tus miedos,
    liberar el lastre, retomar el vuelo.

    No te rindas que la vida es eso,
    continuar el viaje,
    perseguir tus sueños,
    destrabar el tiempo,
    correr los escombros y destapar el cielo.

    No te rindas, por favor no cedas,
    aunque el frio queme,
    aunque el miedo muerda,
    aunque el sol se esconda y se calle el viento,
    aun hay fuego en tu alma,
    aun hay vida en tus sueños,
    porque la vida es tuya y tuyo tambien el deseo,
    porque lo has querido y porque te quiero.

    Porque existe el vino y el amor, es cierto,
    porque no hay heridas que no cure el tiempo,
    abrir las puertas quitar los cerrojos,
    abandonar las murallas que te protegieron.

    Vivir la vida y aceptar el reto,
    recuperar la risa, ensayar el canto,
    bajar la guardia y extender las manos,
    desplegar las alas e intentar de nuevo,
    celebrar la vida y retomar los cielos,

    No te rindas por favor no cedas,
    aunque el frio queme,
    aunque el miedo muerda,
    aunque el sol se ponga y se calle el viento,
    aun hay fuego en tu alma,
    aun hay vida en tus sueños,
    porque cada dia es un comienzo,
    porque esta es la hora y el mejor momento,
    porque no estas sola,
    porque yo te quiero.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...